Comer insectos tiene importantes beneficios para el organismo, según Tratamiento y Enfermedades

Su valor nutritivo y escasas calorías hacen que la dieta a base de insectos sea una de las más recomendadas en todo el mundo

 

Cada vez son más los lugares en los que se pueden encontrar insectos como parte de una dieta sana y equilibrada. A pesar de que también puedan formar parte de una moda, lo cierto es que los insectos se han consumido tradicionalmente en muchos países debido a sus beneficios y a las cualidades que poseen para el organismo a todos los niveles.

Desde portales especializados en salud, como Tratamiento y Enfermedades, aconsejan incluir este tipo de alimentos dentro de la dieta habitual, no como productos para adelgazar, sino para mantener un equilibrio en la alimentación. De hecho, este mismo año 2018 se ha permitido la comercialización de insectos en tiendas de alimentación de toda la Unión Europea, por lo que el acceso a estos productos es ahora más sencillo que nunca.

Es fácil encontrar reacciones adversas cuando se trata del consumo de insectos, debido en buena parte a la cultura y a la educación en determinadas zonas de la Tierra. Sin embargo, en otros lugares es tradición consumir insectos desde el principio de la historia, y es que en prácticamente la totalidad de Asia o de América los insectos son muy comunes en las comidas, incluso como ingrediente principal y en platos de alta cocina.

Todos los estudios que se han realizado en torno al consumo de insectos llegan a una misma conclusión, y es que son muchos los beneficios que tiene la alimentación a base de insectos de todo tipo y a todos los niveles del organismo. Estos beneficios son tales que incluso se están comenzando a implantar los menús con insectos en algunos colegios, con resultados muy positivos tanto en lo que se refiere a la nutrición como en la percepción de los niños.

Beneficios de la alimentación a base de insectos
Uno de los principales beneficios del consumo de insectos es su elevado aporte de proteínas, llegando en algunos casos a superar el 60% en su composición. Esto se une directamente a su reducido aporte calórico y a su escasez de carbohidratos, exceptuando la fibra, algo que también tiene muchas ventajas en comparación con otros alimentos. No hay que olvidar tampoco que son una fuente importante de ácidos grasos y minerales, equiparándose al pescado de calidad en cuanto a su composición.

Además de todos los beneficios para la salud, el consumo de insectos tiene otros beneficios tanto para las personas como para todo el medio ambiente. Para empezar, su producción es mucho menos costosa en cuanto a recursos económicos y naturales. Además, son tantas las variedades de insectos que existen en todo el planeta que es imposible aburrirse de ellos o no ser capaz de encontrar alguno que se adecúe a los gustos de cada persona. Del mismo modo, vale la pena señalar que son alimentos sabrosos que pueden enriquecer cualquier tipo de receta, por lo que es aconsejable eliminar cuanto antes todos los recelos y prejuicios sobre su consumo y empezar a disfrutar de todas las ventajas de los insectos como alimento diario.

Deja un comentario