Sobre el Aceite de calabaza, la próstata y otras investigaciones científicas

Las pipas o semilla de calabaza se obtienen de los ejemplares de invierno muy maduros y destacan, en primer lugar, como una de las mejores fuentes vegetales de zinc. Este oligoelemento es fundamental para la salud del aparato genital masculino, así como para combatir los problemas prostáticos (una buena parte de los pocos gramos de este mineral que concentra el cuerpo humano se localizan en la próstata). Además, contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario, y es primordial para el crecimiento durante el embarazo, la infancia y la adolescencia.

También aportan vitamina E, y lo que es más importante, con una gran biodisponibilidad, ya que en las semillas de calabaza se encuentra en formatos químicos muy aprovechables por nuestro organismo, como el alfa-tocoferol y el gamma-tocoferol.

Vamos hablar no solo del hombre y sus problemas de próstata sino de las recientes investigaciones científicas han revelado que el aceite prensado de este fruto, puede tener un gran valor en el alivio de las siguientes condiciones:

 

Crecimiento de la próstata y la semilla de calabaza

La semilla de calabaza ha sido estudiado por su capacidad para inhibir la testosterona inducida por el crecimiento de la próstata, un factor causal común en la hiperplasia prostática benigna que conlleva los siguientes síntomas.

  1. Goteo al final de la micción
  2. Incapacidad para orinar (retención urinaria)
  3. Vaciado incompleto de la vejiga
  4. Incontinencia
  5. Necesidad de orinar dos o más veces por noche
  6. Micción dolorosa u orina con sangre (pueden ser indicios de una infección)
  7. Dificultad o demora para comenzar a orinar
  8. Hacer fuerza al orinar
  9. Urgencia urinaria fuerte y repentina
  10. Chorro de orina débil

Los síntomas climatéricos de las mujeres

Las mujeres suplementadas con 2.000 mg de aceite de semilla de calabaza en el transcurso de 12 semanas se encontró que tenían la presión arterial controlada, aumento del colesterol HDL (bueno), así como la reducción en la severidad de los síntomas de la insuficiencia de hormonas asociadas, por ejemplo, los sofocos y dolores de cabeza. La investigación experimental adicional indica que los cambios adversos cardiovasculares asociados con la deficiencia de estrógenos, tales como la presión arterial y alteraciones lipídicas, puede ser mitigado con aceite de semilla de calabaza.

Sobre los cálculos renales

De acuerdo con un estudio realizado en 1987 y publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los niños con cristales de oxalato de calcio en la orina, han respondido favorablemente a la suplementación de su dieta con semillas de calabaza.

 

Cardiovascular y la enfermedad hepática

Una mezcla de linaza y semilla de calabaza se encontró que tienen propiedades protectoras para el corazón y el hígado, en un estudio en animales a partir de 2008 publicada en el Diario de Química de Alimentos y Toxicología.

Lucha contra el daño de las drogas

El aislado de proteína de semilla de calabaza se ha demostrado para aliviar acetaminofeno (Tylenol) toxicidad en el hígado. También se ha estudiado para proteger contra la lesión hepática inducida por tetracloruro de carbono.

Alivia la artritis

El aceite de semilla de calabaza es comparable con la indometacina. Los estudios han señalado que el aceite que contienen las semillas de calabaza es un similar a la indometacina, por lo cual alivia los estados artríticos y reumatoides crónicos.

Parásitos en perros

Un estudio preclínico en perros ha demostrado que las semillas de calabaza tienen una actividad significativa contra los parásitos intestinales caninos.

Contra el insomnio y la ansiedad

Las semillas de calabaza contienen un alto nivel de triptófano (22mg/gram de proteína de semilla de calabaza), el aminoácido precursor de la serotonina, que a su vez convierte a la melatonina, la “hormona del sueño”, en la noche.

La investigación publicada en 2007 en la revista Canadian Journal de Fisiología y Farmacología encontró que cuando las semillas de calabaza se toman en combinación con la glucosa, un efecto clínico similar a la de grado farmacéutico triptófano se logra. Un estudio en 2005 publicado en la revista Neurociencia Nutricional encontró que las semillas de calabaza ricas en triptófano en combinación con hidratos de carbono es tan eficaz como el triptófano farmacéutico en la reducción del tiempo despierto durante la noche.

Espero que os haya gustado la información. Cualquier consulta no duden en preguntarnos.

Deja un comentario